La mirada de IGSA

Zona Fría: las subdistribuidoras quedaron al borde del desfinanciamiento

En diálogo con Mejor Energía TV, el presidente del Instituto de Subdistribuidoras de Gas Argentino (ISGA), se refirió al impacto que puede tener el retraso del pago de la deuda en la oferta y demanda de gas en las zonas que reciben ese subsidio.

Zona Fría: las subdistribuidoras quedaron al borde del desfinanciamiento
La intención original del actual Gobierno era eliminar este régimen, pero se frenó por la presión de los gobernadores de la Patagonia
La intención original del actual Gobierno era eliminar este régimen, pero se frenó por la presión de los gobernadores de la Patagonia

Un nuevo frente de conflicto se abrió en los últimos días entre el gobierno nacional y las empresas subdistribuidoras de gas por el retraso en los pagos en concepto de subsidios por "zonas frías".

La cifra de la deuda que tiene el Estado Nacional con las compañías por los primeros cuatro meses de 2024 rondaría los $ 10.000 millones. La intención original del Gobierno era eliminar este régimen, previsto en el primer borrador de la Ley Bases, pero se frenó por el reclamo de los gobernadores de la Patagonia

Al respecto, José Luis Kelly, presidente del Instituto de Subdistribuidoras de Gas Argentino (ISGA), aseguró a Mejor Energía TV que "en las últimas horas empezaron a circular versiones periodísticas que dan cuenta que el Gobierno supuestamente estaría pagando $ 4500 millones, lo cual sería una señal positiva para seguir evitando el desfinanciamiento de ese sector en particular".

No obstante, aclaró que "por el momento no tenemos nada oficial y no hay ninguna confirmación al respecto. Tampoco hemos tenido contacto con ningún funcionario del Ministerio de Economía".

La situación actual, según describió el presidente del IGSA, "es que nos deben los primeros cuatro meses del año que son importes pequeños porque los consumos bajos. El problema viene ahora en invierno cuando empecemos a facturar con consumos más elevados y encima con aumentos que oscilan entre el 400% y el 800%".

Históricamente la zona fría se creó en la época de Gas del Estado para subsidiar el precio del gas en el sur a diferencia del resto del país por las bajas temperaturas.

"El régimen previsto por la Ley 25.565 de Zonas Frías se creó en los año 90 y luego fue ampliado en 2021. El mismo prevé que cerca del 50% de los usuarios puede pagar el gas más barato a las empresas de distribución (Camuzzi Gas del Sur, Camuzzi Gas Pampeana, Cuyana, Ecogas, Gasnor, Litoral Gas) y otras más de 40 pequeñas subdistribuidoras por residir en zonas climáticas desfavorables", explicó Kelly.

Y amplió: "La norma contempla que el Estado cubra la diferencia desde el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas, el cual se nutre de un cargo extra que pagan todos los usuarios del país en sus boletas del servicio. Eso implica que el Tesoro no destina fondos a efectos de subvencionar los consumos en este tipo de zonas".

El titular de IGSA aclaró que esta situación cambió con Ley 26.137 que amplió el número de usuarios residenciales beneficiarios de este descuento pasando de 800 mil a casi 4 millones.

"El problema se agrava con el decreto 215/24 cuando el Poder Ejecutivo Nacional le quita la potestad a la Secretaría de Energía de restituir esos fondos y se los traspasa al Ministerio de Economía bajo el argumento de auditar esos subsidios cuyo costo en realidad lo absorben los clientes", señaló.

Y disparó: "Este subsidio no tiene costo fiscal. Nos están desfinanciando. El Ministerio de Economía está en falta con nosotros. El gas representa el 85% de nuestra facturación. Hay más de 40 empresas en riesgo”.

 

Temas
Te puede interesar
Últimas noticias