Shale, tight y algo de convencional

El gas neuquino, con Vaca Muerta a la cabeza, se prepara rumbo al periodo de mayor demanda

En abril, la producción creció un 2,4% y el sistema de gasoductos está a su máximo. El rol del no convencional en la previa de los meses más fríos.

El gas neuquino, con Vaca Muerta a la cabeza, se prepara rumbo al periodo de mayor demanda
Fortín de Piedra llegó a los 14,9 MMm3/d, aunque su récord del año pasado fue 24 por lo que aspiran a acercarse a esa cifra en el invierno.
Fortín de Piedra llegó a los 14,9 MMm3/d, aunque su récord del año pasado fue 24 por lo que aspiran a acercarse a esa cifra en el invierno.

En la cuenta regresiva al inicio del invierno, los pozos de gas no convencional comienzan a acelerar su producción. Si bien Vaca Muerta es importante en este segmento -aunque su fuerte está en el petróleo-, el tight gas también se apunta para contribuir junto a los campos convencionales vigentes.

De acuerdo al Ministerio de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, la producción de gas en abril en los yacimientos neuquinos último fue de 92,3 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), un incremento del 2,4% en relación al mes anterior y un crecimiento del 11% en la comparación interanual.

El dato es uno de los mejores promedios diarios de produccion de gas neuquino después del desempeño registrado en agosto del año pasado, cuando con la puesta en marcha del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner hubo días donde se inyectó a todo el sistema hasta 100 MMm3/d y el primedio final fue de 96,8 MMm3/d. Antes, en agosto del 2022, se llegó al récord de 97 MMm3/d.

Fortín de Piedra, el yacimiento de shale gas más importante del país, tuvo una producción de 14,9 MMm3/d en abril. Tecpetrol, compañía operadora del bloque, apunta a superar en el invierno los 20 MMm3/d (en agosto del año pasado llegaron a los 24 MMm3/d).

El acumulado en el primer cuatrimestre del año alcanzó el 8,6% mayor que el registrado por el mismo periodo del 2023. El ministerio destacó el salto de producción por el aporte de Aguada Pichana Oeste (el área que opera Pan American Energy), El Orejano (el proyecto de YPF y Dow) y Aguada de la Arena (la iniciativa de gas no convencional de YPF).

Los principales sistemas de gasoductos del país están trabajando a su máximo y con diferentes fuentes. Así es el caso de TGN, que durante mayo recibió una media de 34 MMm3/d de gas de Neuquén, incrementó hasta un pico de 14 MMm3/d de GNL que llegó de la planta de Escobar y desde Bolivia todavía llegan 5 MMm3/d -en lo que se estima será lo último que enviará antes de cerrar el contrato de exportaciones con Argentina, debido al declino de su producción-.

Junto a una porción que viene de los yacimientos de Salta, TNG tiene una media de 50 MMm3/d para inyectar al sistema. Así analiza la consultora Economía & Energía sobre la base de datos del ENARGAS. A esto se suma TGS con un máximo en mayo de 80 MMm3/d y el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner que suma 11 MMm3/d.

Te puede interesar
Últimas noticias