Panorama político de Vaca Muerta

Otra señal de alerta en medio del auge de Vaca Muerta

Tres nuevas muertes en la industria petrolera imponen el tema de la seguridad en la agenda. En la política local, la interna del MPN se llevó todas las miradas.

Otra señal de alerta en medio del auge de Vaca Muerta
La refinería de NAO en pleno incendio en Plaza Huincul.
La refinería de NAO en pleno incendio en Plaza Huincul.

La muerte de tres operarios volvió a enlutar a parte de la sociedad neuquina. La semana del mejor registro de producción histórico de gas incluyó el estallido en medio de la noche de Plaza Huincul que destruyó la refinería de New American Oil.

Las víctimas son parte de una preocupante lista que en los últimos cuatro años, según informó el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, suma 15 personas. 

El lanzamiento de un paro por tiempo indeterminado por parte de los principales gremios del país desencadenó la rápida reacción del gobierno neuquino y las productoras, que fijaron, una vez más, una hoja de ruta para apuntalar las condiciones de seguridad en yacimientos, algo que había entrado a escena en los últimos años cada vez que se produjo un desenlace fatal.

La foto del acuerdo viene con una necesidad: la de un impulso diferente para los dispositivos de capacitación y garantías que afiancen los avances en materia de seguridad registrados en las últimas décadas. 

Afortunadamente, ni siquiera en una provincia que tiene más de 100 años de historia petrolera la sociedad se acostumbró a contemplar la pérdida de vidas como un mal necesario. En la arista fría de todo el asunto, esta agenda debiera ser prioritaria si lo que se quiere es evitar eventuales focos de conflicto en el futuro. La aceleración latente en los campos petroleros necesita de ese contexto para el desarrollo sostenible que requiere el país, y que ese proceso que es ostensiblemente virtuoso en el avance determinante de las productoras, haga una diferencia hacia adelante también respecto de las condiciones de capacitación y desempeño del personal en los yacimientos. Todavía no hay una versión oficial de lo que ocurrió en la refinería de New American Oil. Y ni siquiera el incidente se dio en un emplazamiento como los que fueron  escenario para los anteriores casos con víctimas fatales (en buena medida yacimientos), pero vuelve a poner el tema una vez más como parte de los temas de preocupación en Vaca Muerta.

 

En paralelo, la política

El MPN sigue copando buena parte del escenario. El morbo creciente en la transición hacia la elección del 13 de noviembre, tuvo esta semana un actor principal, como lo había anticipado esta columna el sábado pasado. El lunes Rolando Figueroa lanzó su candidatura en las redes sociales. Pero no dio más pistas: ¿irá a la interna del MPN? ¿Dará la disputa con un sello propio? ¿Aceptará -y seguirá alimentando- la opción de ir a una coalición más grande que incluya también al PJ neuquino? Esas preguntas todavía siguen sin respuesta.

Dos días después de su anuncio en redes, el oficialismo azul, encabezado por Jorge Sapag y Omar Gutiérrez, daba a conocer un acuerdo con los petroleros. Se trata de la línea azul y blanca, conducida por Marcelo Rucci y Guillermo Pereyra, que finalmente se suman al respaldo de Marcos Koopmann como candidato, en una definición que de acuerdo al vicegobernador incluirá la participación del ala vinculada al gremio con cargos en una eventual conformación del gobierno.

Este viernes Figueroa hizo su movida siguiente. Reunió a militantes en un salón de la ciudad de Plottier, vecina a la capital provincial, y luego emitió un comunicado.

Puso en escena al MAPO, una línea interna del MPN que viene diciendo públicamente lo que el diputado le reclama a la conducción partido: aquella postura de la necesidad de “transparencia” para el proceso electoral de noviembre, que definirá las candidaturas.

En el comunicado, Figueroa dio a conocer que el MAPO lo insta a “dirimir la interna del MPN en unas PASO o directamente en las elecciones generales” ya que “no están dadas las condiciones mínimas de transparencia en el proceso electoral interno convocado para el 13/11”. Cabe señalar que esta agrupación, presentó en la Legislatura un proyecto de ley para las PASO en la provincia.

Luego del acto, no hubo pronunciamiento respecto de si el diputado nacional irá o no a la interna. Figueroa pidió un tiempo para analizar la situación y llamar a la conducción del partido provincial a que garantice una interna transparente. “Lo que nosotros estamos buscando es que el árbitro sea independiente de la elección, entonces sí nosotros vamos a jugar”, afirmó el candidato.

El MAPO, en el mismo comunicado que difundió el entorno del legislador, cuestiona la hegemonía azul en la conducción partidaria, que desde el mes pasado revalidó permanecer cuatro años al frente del partido. La línea interna no se refiere a su posición y la de Figueroa de no competir en el proceso interno del 25 de agosto que tuvo como resultado la preeminencia de los azules. (Hubo una sola lista, la del oficialismo, que en consecuencia se quedó con la Junta de Gobierno y la Convención, las dos esferas de definición del partido provincial.)

 “Todavía tengo la esperanza de que me aseguren una interna transparente aprobando los 20 puntos que presentamos a la Junta de Gobierno”, dijo el diputado nacional.

Esta semana también hubo declaraciones de Omar Gutiérrez, presidente del partido: “aquel que ha tenido la posibilidad de ser alguien por el MPN, en el plano estrictamente político se debe al MPN”. Se refirió a Figueroa como “esa persona” y le achacó no haber hecho nada por la provincia en los dos últimos años.

Al margen de las puestas en escena y los cruces, lo más significativo de la semana pasó por la confirmación pública de la candidatura de Figueroa y el acuerdo de los azules con los petroleros, sumando la fuerza de todo el dispositivo sindical a ese protagonismo hegemónico que viene  caracterizando la política provincial en los últimos diez años.

  

Te puede interesar
Últimas noticias