Sus próximos pasos

Aconcagua va por áreas de YPF para acrecentar su rol en el convencional

La compañía quiere crecer por fuera del auge de Vaca Muerta, dado que el convencional todavía tiene mucho para aportes. Además, juega fuerte en las renovables: invertirá u$s 90 millones en un parque solar en Mendoza

Aconcagua va por áreas de YPF para acrecentar su rol en el convencional
La empresa compró sus propios equipos de torre, en una apuesta fuerte a las cuencas Cuyana y Neuquina.
La empresa compró sus propios equipos de torre, en una apuesta fuerte a las cuencas Cuyana y Neuquina.

Aconcagua Energía presentó formalmente al mercado su decisión de participar del proyecto en desarrollo para la venta de campos maduros, ubicados en las Provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, a cargo de YPF, como parte del denominado Proyecto Andes que acelera la petrolera nacional.

Según pudo conocer Mejor Energía, la empresa de capitales nacionales fundada en 2017 por los ex YPF Diego Trabucco y Javier Basso, también dio a conocer que trabaja en forma conjunta con Vista en el proceso de solicitud de prórroga de cuatro áreas convencionales ubicadas en las provincias de Río Negro y Neuquén, así como de dos sistemas de transporte de crudo y gas.

Aconcagua viene trabajando en la búsqueda de socios o de un esquema de financiamiento que le permitan adquirir nuevas áreas e incrementar la producción de manera de posicionarse entre las cinco compañías más importantes del convencional, no mucho más allá de los próximos dos años.

Para ello, en el marco del proceso de desinversión que lleva adelante YPF en 55 áreas convencionales, Aconcagua anunció que se encuentra "evaluando las condiciones para la presentación de una oferta vinculante" que le permita -en caso de resultar adjudicada-, avanzar con los acuerdos definitivos para la adquisición de activos.

Se busca, así, "incrementar la participación en el sector hidrocarburífero y continuar promoviendo y acompañando el desarrollo industrial dentro del país", expresó la compañía sin datallar las eventuales áreas de interés que negociará con YPF.

La empresa tiene como antecedente el acuerdo que alcanzó poco más de un año atrás con Vista, por el cual compró seis operaciones de petróleo y gas natural convencional en las provincias de Río Negro y Neuquén, en un modelo de acuerdo que hoy es considerado referencia para el futuro de decenas de áreas maduras.

Precisamente, con Vista se encuentra trabajando en "la consolidación del acuerdo celebrado el 23 de febrero de 2023 que le otorgó el derecho a tomar el 60% de la producción de las mismas durante la primera etapa del negocio, y la transferencia definitiva de las concesiones al concluir la segunda etapa, que tendrá lugar a más tardar en febrero de 2027".

En tal sentido la empresa nacional reveló que Aconcagua y Vista también están trabajando en forma conjunta en el proceso de prórroga de las concesiones de explotación Entre Lomas Rio Negro, 25 de Mayo Medanito, Jagüel de los Machos, y Entre Lomas Neuquén, así como también de la concesiones de transporte de gas Entre Lomas-Charco Bayo y de crudo 25 de Mayo-Medanito.

Estas concesiones de explotación se rigen por el Artículo 35 de la Ley 17.319, por lo cual se encuentran sujetas a prórrogas sucesivas de 10 años cada una de ellas. Las concesiones de transporte, en tanto, se encuentran sujetas a los plazos de vigencia de las concesiones Entre Lomas (Río Negro) y 25 de Mayo – Medanito, por lo que se tendrán por prorrogadas junto con las mismas.

Durante el proceso, la empresa anunció que estará contabilizando las depreciaciones de Propiedad, Planta y Equipos (PP&E) por las reservas remanentes de explotación hasta el fin de cada una de las concesiones de explotación. Por lo que ello tendrá impacto sobre el resultado del ejercicio y, en consecuencia, sobre el patrimonio neto de Aconcagua durante los trimestres que dure el proceso de prórroga.

El trabajo realizado en un año en las áreas adquiridas a Vista demostró, a cifras actuales, que logró reactivar en doce meses 142 pozos y alcanzar una producción de casi 1100 m3/d de crudo y ahora 650 m3/d de gas. Es decir, que en este tiempo no solo se logró frenar el declino del campo que merodeaba el 12% anual, sino que se alcanzó prácticamente un 5% más de producción al final del primer año, un resultado importante en campos convencionales marginales.

Inversión en energía solar

A la vez que profundiza su desarrollo en hidrocarburos, el grupo empresario a través de Aconcagua Energía Generación también anunció que en el marco de una licitación del programa de Mercado a Término (MATER) de CAMMESA, fue adjudicada con prioridad de despacho para su proyecto fotovoltaico de 65MW Aconcagua II (PSA II), ubicado en el departamento mendocino de Luján de Cuyo.

Esta asignación se suma a la ya obtenida por AEGSA en este mismo programa por 25MW, totalizando ahora un parque solar integrado de 90MW, permitiendo no solo aumentar su capacidad de generación de electricidad a partir de fuentes renovables, sino también inyectarla de manera efectiva en el sistema.

El PSA II, que contará con la instalación de 190 mil paneles de 620KW, demandará una inversión estimada superior a los US$ 90 millones, con el objetivo de abastecer de energía renovable y limpia a unos 80 mil hogares.

Este plan de desarrollo tiene una ejecución prevista hasta 2028. En una primera etapa, comenzará con el Parque Solar Aconcagua, y posteriormente otro parque en Malargüe, en la misma provincia. Estas obras permitirán autoabastecer el 100% de sus consumos eléctricos de fuentes renovables, sobrecumpliendo el mínimo establecido en la Ley 27.191 de un 20%.

La empresa también aspira en el próximo quinquenio, a convertirse en una empresa de impacto neto positivo en relación con su huella de carbono y optimizar los costos energéticos de sus operaciones.

Te puede interesar
Últimas noticias