El ajuste a la obra pública

Darío Martínez planteó que Milei debe continuar con la construcción de gasoductos

El ex secretario de Energía y actual diputado provincial criticó la paralización de la segunda etapa de la segunda etapa del Gasoducto NK y el reversal del Norte.

Darío Martínez planteó que Milei debe continuar con la construcción de gasoductos

Darío Martínez, ex secretario de Energía de la Nación y actual diputado provincial en Neuquén, indicó que el gobierno de Javier Milei plantea contradicciones en materia energética al frenar obras estratégicas, como los gasoductos, que en el mediano y largo plazo significarían una reducción de las importaciones.

Martínez, que estuvo a cargo de la cartera energética entre agosto de 2020 y agosto de 2022, apuntó contra las recientes medidas anunciadas por Luis Caputo, ministro de Economía de Milei y ex titular de Finanzas de Mauricio Macri. "El ajuste no es la única salida, no compartimos esa visión", apuntó el dirigente del peronismo neuquino en diálogo con Mejor de Tarde por AM550 La Primera.

"Con respecto a lo energético hay una gran contradicción. Por un lado, intentan cerrar desde el punto de vista fiscal lo presupuestario; y desde el otro lado, paralizan una obra tan importante como la segunda etapa del Néstor Kirchner o la reversión del Gasoducto Norte. En realidad, para ahorrar presupuestariamente lo mejor que podés hacer en materia energética es avanzan con esas obras", explicó Martínez.

"Siempre va a ser más barato para el Estado con gas neuquino del Plan Gas de Vaca Muerta, a 3,50 dólares, generar energía en función de lo que te puede costar si tenés que traer muchos barcos a 15 dólares el millón de BTU. O el contrato con Bolivia, que además de que tiene cada vez menos gas, va a salir mucho más caro que Vaca Muerta", repasó.

A modo de ejemplo, Martínez dijo que la reversión del Gasoducto Norte, que consistiría en dejar de importar desde Bolivia y llevar al norte argentino el shale gas de Vaca Muerta, tenía un presupuesto de entre 300 y 400 millones de dólares. Con la caída de la producción boliviana, el gas natural que pueda llegar del altiplano está en riesgo y en 2024 se complicaría el abastecimiento, principalmente en las provincias del norte del país.

"Cuando hablamos de la emergencia energética, la primer medida que deberían sostener es estas obras y no cortar esas obras o cualquier intención de hacerlas o esperar que el privado lo haga, porque no lo ha hecho en todo este tiempo. Y eso realmente le conviene en cuanto a ahorro fiscal y en cuanto a ahorro de divisas. Las dos cosas son convenientes si seguimos con el plan de infraestructura que habíamos diseñado. Mucho más que sacarle los subsidios a la energía", indicó.

En el contacto radial, Martínez también se refirió al proyecto de ley del diputado nacional Pablo Todero sobre el impulso a la infraestructura de transporte con objetivo de exportación de hidrocarburos desde el sector privado. "La salida no es el ajuste sino más producción, más trabajo, más desarrollo y es lo que creo que le está planteando al diputado Todero, a sus pares y al presidente Milei", dijo.

Temas
Te puede interesar
Últimas noticias