La empresa distribuidora bajo la lupa

El ENRE concluyó la auditoría a Edesur y advirtió que habrá cortes para el verano

Por medio de la resolución 857/23, el Ente Nacional de la Regulación Eléctrica determinó que la empresa distribuidora eléctrica presenta irregularidades en sus instalaciones, y criticó el sistema de atención y toma de decisiones.

El ENRE adelanto que este año habrá problemas en el suministro eléctrico

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), concluyó que existen “sobradas pruebas de incumplimientos sistemáticos de las obligaciones sustanciales establecidas por el contrato de concesión por parte de Edesur”.

El texto de la resolución 857/23 forma parte del informe final de la auditoría técnica integral realizada a la empresa luego de los masivos cortes de luz en febrero de este año en el AMBA.

Walter Martello, interventor del organismo regulador, manifestó que "el sistema funciona al límite, de forma sobre exigida, bajo la amenaza constante de que cualquier falla mínima puede escalar y desencadenar un apagón masivo por tiempo indeterminado".

Entre las principales deficiencias el texto advierte falta de instalaciones capaces de satisfacer el crecimiento vertical y horizontal de la demanda de energía eléctrica en el área de concesión; calidad precaria del servicio, a partir de cortes cuya duración a veces supera las 24 horas seguidas, y de un sistema de atención al usuario que obliga a reiterar sin éxito los reclamos; y cortoplacismo en la toma de decisiones, que atenta contra todo proyecto de optimización estructural del servicio.

Según la Resolución, Edesur arrastra un recurrente incumplimiento de los planes de inversiones y del contrato de concesión que comprometen seriamente la normal prestación del servicio. 

El ENRE adelanto, además que este año se prevé problemas en el suministro eléctrico debido a la baja cantidad de cuadrillas disponibles para reparar las fallas y el mal estado que tienen las redes e instalaciones de Edesur.

El análisis hecho por el ENRE reveló que "se verifica una tendencia permanente de posponer inversiones y subejecutar los planes de obras, en especial en Alta Tensión (AT) y Media Tensión (MT).

Para los técnicos del ente regulador, Edesur "no tiene la capacidad disponible en las instalaciones que permitan afrontar la prestación del servicio en condiciones normales y alertaron que la empresa "posee un endeudamiento importante, una proyección del flujo de caja insuficiente y la necesidad de un shock de inversiones estructurales en la red para poder detener la curva de empobrecimiento prestacional".

Los expertos advirtieron, además, que "del análisis de la capacidad y estado de instalaciones, la operatividad demostrada ante eventos puntuales y la gestión técnica surge que la empresa no cuenta con los recursos necesarios para atender la normal prestación del suministro y que no existe margen para continuar con la concesión”.

Te puede interesar
Últimas noticias